Historia

Primer Período
1916-1958

La firma se estableció en Barcelona en 1916. Fue fundada por César Martinell i Brunet (1888-1973), al amparo de Antoni Gaudí, su mentor y maestro. La firma desarrolló un gran número de proyectos industriales, residenciales y comerciales entre los años 1916 y 1936, parando su actividad durante tres años debido a la Guerra Civil española.

En 1923 fue designado Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña y Baleares y en 1939 el Sr. Martinell fue nombrado Arquitecto del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional y la firma colaboró durante un periodo de veinte años en la reconstrucción de muchas de las iglesias, monasterios y edificios históricos dañados durante la guerra.

El estilo artístico de Cèsar Martinell fue principalmente Modernista con algo del Novecentismo. Sus obras maestras fueron los diseños para las bodegas de vino, conocidas como “Las Catedrales del Vino” debido a su majestuosidad. El uso disruptivo de las técnicas y materiales tradicionales ayudó a construir estas construcciones monumentales a un coste menor. Las catedrales del vino se encuentran en distintas ciudades de Cataluña, como Falset, Nulles, Cornudella de Montsant, Montblanc y Gandesa, pudiéndose visitar algunas de ellas. César Martinell i Brunet también diseñó otros edificios agrícolas como el molino de harina de Cervera y gestionó proyectos de restauración como la Basílica de Santa María en Igualada.

Segundo Período
1958-1975

En 1958 César Martinell i Taxorena, hijo del fundador, se unió a la firma tras su periodo de formación en París, en el estudio de Georges Candilis, uno de los socios más cercanos a Le Corbusier.

Ese mismo año adjudicaron a la firma la planificación urbanística y paisajística de la ciudad de Cadaqués, hogar veraniego de Salvador Dalí, proyecto que se llevó a cabo hasta 1984, convirtiéndose en una referencia para la arquitectura mediterránea española y el planeamiento urbano. Durante este periodo, CM&A se convirtió en una de las mayores firmas españolas llevando a cabo edificaciones educativas, oficinas, hospitales y viviendas.

Presente
desde 1975

César Ramirez i Martinell, nieto del fundador es actualmente el presidente y CEO de la firma. Comenzó a trabajar en la firma a los 16 años participando en un gran número de proyectos residenciales y urbanísticos, así como en el desarrollo de Cadaqués.

Durante su estancia en UC Berkeley tuvo una intensa relación con el Prof. Violich, Decano del Departamento de Paisajismo y Planeamiento Medioambiental. En Nueva York colaboró con el prestigioso estudio WC&A, conocido internacionalmente por su trabajo en tiendas de lujo.

 A los 26 años fundó su primera empresa Back Pack International, y poco después fundó AIJEC (Asociación Independiente de Jóvenes Empresarios de Cataluña). El Sr. Ramírez forma parte de diversas compañías relacionadas con la construcción y la ingeniería. Durante su larga trayectoria profesional, ha participado en proyectos de gran escala en Barcelona a finales de los noventa, como el MACBA de Richard Meier, la urbanización de la Villa Olímpica y el Gran Teatro del Liceo. También ha colaborado en el Museo Guggenheim en Bilbao de Frank Ghery y la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia de Calatrava.

En 2006 CM&A crea un spin-off denominado Barcelona Housing Systems, empresa dedicada a la arquitectura industrializada a gran escala, sostenible, de calidad y asequible.

Futuro 
desde 2014

César Ramírez de Martí, nacido en 1987, graduado en ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Cataluña. Previamente a sus estudios universitarios, en 2005 realizó prácticas en distintas empresas alrededor del mundo como parte de su formación internacional promovida por su padre.

Una vez finalizada la universidad, se incorporó en Cat Helicopters como ingeniero aeronáutico y posteriormente se trasladó a Alemania para trabajar en Krinner Schraubfundamente GmbH. Un año después, Krinner le envió a Canadá para empezar su filial allí. Posteriormente se fue  UK para continuar como consultor de ingeniería. En 2014 decidió incorporarse al spin-off Barcelona Housing Systems continuando así el legado familiar.